DR. MANUEL ALEJANDRO GUERRERO

PALABRAS DEL DR. MANUEL ALEJANDRO GUERRERO DURANTE EL 75 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA

 

Ciudad de México, 7 de marzo de 2018

 

 

  • David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana, CdMx-TJ

 

  • Alejandro Guevara Sanginés, Vicerrector Académico

 

  • Distinguidos miembros del Patronato y autoridades que hoy nos acompañan;

 

  • Honorables invitados especiales;

 

  • Estimados colegas y comunidad universitaria

 

Es un honor estar aquí con ustedes en estos momentos tan significativos para nuestra querida universidad.

 

Hoy celebramos con mucho gusto y orgullo los primeros 75 años de vida de la Universidad Iberoamericana.

 

Mucho ha pasado en México y en el mundo desde aquel distante 1943 en que la Ibero abrió por primera vez sus puertas.

 

Desde entonces, hemos sido testigos de grandes cambios en nuestro entorno económico, social y político. Nos movimos de un mundo bipolar injusto, pero estable de la Guerra Fría y del régimen de un partido dominante en México, a otro definido por la diversidad, la pluralidad, pero también la incertidumbre.

 

Y, para más, estos cambios se han enmarcado en las últimas décadas dentro de una profunda revolución tecnológica que a un mismo tiempo acelera tendencias opuestas: incluye y excluye; globaliza y margina.

 

Todo lo cual presenta retos fundamentales para el papel de las universidades y, en particular, para una universidad como ésta.

 

Pero no, no ha sido la primera vez…

 

Desde sus inicios, la Ibero ha sabido enfrentar los retos de su tiempo, no sólo manteniendo su vigencia y pertinencia, sino estando a la vanguardia.

 

No podemos olvidar que aquí se diseñaron con éxito programas pioneros e innovadores en nuestro país, como Relaciones Industriales, Diseño, o una que en su tiempo muchos se preguntaban para qué iba a servir… como Comunicación.

 

Igualmente, fuimos la primera universidad privada en ofrecer la licenciatura en Relaciones Internacionales.

 

Pero en su adaptación a los grandes cambios y en su innovación, la Ibero ha sabido mantener sus pilares fundamentales.

 

Lo que une a la Ibero entre su pasado, su presente y su futuro ES su profunda vocación humanista y su enorme voluntad transformadora.

 

 

Así, la Ibero a lo largo de 75 años ha trabajado con visión y voluntad de transformación de nuestra realidad para estar a la altura de las demandas de la sociedad.

 

Y sé que esta misma voluntad transformadora será clave para que la Ibero enfrente y supere los desafíos que impone esta época de incertidumbre y de problemas.

 

Época que exige lo mejor de nuestra docencia, de nuestra investigación, y de nuestra vinculación para imaginar nuevas soluciones que implican también nuevas formas de pensarnos en un mundo común.

 

Y en la IBERO ya lo estamos haciendo… menciono sólo 3 aspectos

 

UNO. Trabajar con un enfoque que coloca a la persona en el centro.

 

DOS. Formar estudiantes no sólo con conocimientos sólidos, sino como personas libres con pensamiento crítico, riguroso y creativo fundamentado en una mirada ética sobre el mundo.

 

TRES. Entender y estudiar la realidad presente con el fin de incidir en ella para construir un mejor futuro en donde quepamos todos.

 

Y éste es el mensaje central que deseamos transmitirles en el video que están a punto de ver.

 

Se trata de una mirada poco ortodoxa de lo que hemos sido, del agradecimiento por lo que somos, y del reto de seguir innovando y transformando hacia el futuro… siempre guiados por la máxima de José Sánchez Villaseñor de poner la técnica al servicio del espíritu.

 

 

 

Amigas y amigos,

 

No me resta más que reiterar mis felicitaciones a la Universidad Iberoamericana y a esta gran comunidad universitaria por este aniversario.

 

Quiero felicitar y agradecer también a todo el equipo que participó en el diseño y producción del video. En especial, agradezco al fantástico equipo encabezado por Pablo Martínez, Mario Márquez y Kiyoshi Osawa… en el que hay también estudiantes y colaboradores –casi todos egresados-- que no me alcanza el tiempo para mencionar.

 

Agradezco también a Paty Gutiérrez Franklin y a su espléndido equipo, así como a Javier Cuesta, a Alejandro Guevara y al rector por sus comentarios, su apoyo y su confianza.

 

Ahora, si me lo permiten, pasemos a ver el video de los primeros 75 años de vida de nuestra gran universidad.

 

Muchas gracias.